Despacho Ultra Rápido: En tus manos al día hábil siguiente
Trabajo y lactancia

Image title

Continuar amamantando y trabajar es una decisión personal de la madre que implica perseverancia y determinación. Puede tornarse agotador, pero es un gran gesto de amor.

Existen varias prácticas o recomendaciones que pueden ayudar a las madres a continuar dando leche materna a su bebé, a pesar de que hayan retomado sus labores profesionales. Como primer paso, se recomienda empezar algunas semanas antes a extraerse leche con un sacaleche y así ir formando un “banco de leche” congelado en el freezer.

El sacaleche es una práctica herramienta que se puede usar en el lugar de trabajo, en los mismos horarios en que el bebé tomaba antes del regreso al trabajo. De esta manera, durante el día te sacas la leche que posteriormente, al llegar a casa, dejas en el freezer.

Mientras estás en el trabajo, otra persona usa una mamadera para darle al bebé la leche que tenías congelada.

Es importante siempre usar primero la leche que lleva más tiempo en el congelador y se recomienda usar un cooler con ice pack para mantener la leche a baja temperatura después de extraerla, mientras aún no llegas a casa.

→ ¿Qué es un sacaleche?