Despacho Ultra Rápido: En tus manos al día hábil siguiente
La técnica básica de amamantar

Image title

En la mayoría de los casos, una vez que el bebé nace, éste comienza a buscar el pecho y a succionar de manera exitosa. Sin embargo, esto puede demorar, por lo que se recomienda saber cómo mantener una postura adecuada que facilite el acople del bebé:

Image title

  • Tanto la madre como el bebé deben estar, tranquilos, relajados y cómodos.
  • Se recomienda poner un cojín bajo el brazo de la madre que funcione como soporte al bebé permitiendo a la madre mantener los brazos relajados.
  • El bebe debe estar recostado enfrentando a la madre; abdomen con abdomen, quedando la oreja, hombro y cadera del niño en una misma línea.
  • Con una mano se toma el pecho en forma de “C” y con el pezón se toca la boca del bebé para que abra la boca. Para lograr un correcto acoplamiento boca-pezón-areola, una vez que el bebé abra la boca se debe introducir el pezón y parte de la areola también. Siempre es la cabeza del bebé la que se acerca al pecho y no al revés.
  • Los labios abiertos, cubren toda la areola. La nariz debe tocar la mama, de lo contrario el bebé estará succionando sólo el pezón y no estimulará los senos lactíferos que se encuentran en la areola.
  • Amamantar no debe doler. Si duele, lo más probable es que no esté succionando correctamente. Si aún duele, retirar al niño y volver a ponerlo hasta hacerlo sin que la madre sienta dolor. Existen pezoneras que ayudan a formar el pezón y evitan la formación de heridas.
  • Una vez acoplados, el bebé comenzará a succionar rápido (2 mamadas/seg.) y posteriormente vendrá el reflejo eyectolácteo y se sentirá al bebe tragar (1 deglución/seg.). Se recomienda amamantar entre 15 a 20 minutos por lado.
  • Al retirar al bebe del pecho hay que evitar sacarlo mientras esté tragando. Es mejor introducir un dedo entre el pecho y el borde de la boca y así retirar al bebé sin alterar el momento.

→ Posiciones para amamantar