Despacho Ultra Rápido: En tus manos al día hábil siguiente
¿Cómo elegir un sacaleche?

Image title

Cada mujer, según sus necesidades y las del bebé tendrá que evaluar y determinar cuál es el sacaleche más adecuado para ella. Un primer factor muy importante de considerar es el uso que se le quiere dar al sacaleche y la frecuencia con que se piensa usar:


Necesitas un sacaleche para:ManualEléctrico pequeño o de una copaEléctrico de dos copas
Suplir una papa que no pudiste darXXX
Dejar leche en casa para una salida sin el bebéXXX
Trabajar part-timeXXXXXX
Uso ocasional únicamenteXXX
Trabajar full-timeXXX
Alimentar un bebé prematuro u hospitalizadoXXX
Aumentar tu producción de lecheXXX
Aliviar el exceso de leche en los pechosXXXXXX
X Bueno - XX Mejor - XXX Ideal


A la hora de elegir el sacaleche se debe tener en cuenta que éste es personalizado. Existen sacaleches con accesorios que se adaptan al tamaño de tu pecho, además de poder ajustar de manera independiente el ritmo de extracción y la fuerza de succión a las necesidades personales de la madre.

Otros factores importantes de considerar al momento de elegir un sacaleche son:

EFECTIVIDAD

La efectividad de un sacaleche se basa en la frecuencia de los ciclos de su motor y en la fuerza de succión. Un bebé succiona aproximadamente 45 a 55 veces por minuto. Cuanto más cerca de este rango de frecuencia esté el sacaleche, más efectivo será. Muchos sacaleches ofrecen un rango variable de fuerza de succión, el que va de 0 mmHg a 250 mmHg. Los niveles de fuerza más suaves son buenos para estimular el pecho, en combinación con frecuencias altas, pero para lograr una efectiva extracción es necesario que la fuerza del sacaleche se acerce a los 250 mmHg e idealmente, se pueda reducir la frecuencia. De esta manera se imita el patrón natural de amamantamiento del bebé, consiguiendo la extracción más efectiva posible. Una fuerza de succión sobre los 250 mmHg puede resultar en dolor del pezón, por lo que no es recomendable.

DURABILIDAD

No todos los sacaleches son iguales. Algunos tienen motores duraderos que están diseñados para extracciones frecuentes y/o diarias, mientras que otros tienen motores más pequeños, que sólo se recomiendan para el bombeo de vez en cuando. Esto es importante de considerar al escoger un sacaleche, porque si se usa con más frecuencia de lo recomendado por el fabricante, lo más probable es que se desgaste el motor antes de tiempo y la vida útil del sacaleche se acorte. Vale la pena invertir en unn sacaleche de calidad, puesto que no sólo ofrecerá mayor efectividad, sino que además se podrá usar con más de un bebé y así se amortizará su costo en el tiempo. La garantía que ofrezca el fabricante es otro factor a considerar en relación a la durabilidad del sacaleche.

CAPACIDAD

Los sacaleches eléctricos puede ser de dos capacidades distintas:

El sacaleche de capacidad simple (de una sola copa) permite extraer leche de un pecho a la vez y es apropiado para el bombeo ocasional (hasta una vez al día). Se recomienda para aquellas mujeres que pasan la mayor parte del tiempo con el bebé o una madre que trabaja a tiempo parcial.

El sacaleche de capacidad doble (de dos copas) permite extraer leche y de ambos pechos al mismo tiempo. Cuando se usa este sacaleche, las madres son capaces de reducir significativamente el tiempo total de bombeo y aumentar su producción de leche. Es muy recomendado para madres que trabajan o que dependen del sacaleche para alimentar a su bebé.

COMODIDAD

La copa para el seno que se utiliza con un sacaleche debe quedar cómoda. La mayoría de los sacaleches vienen con una copa en talla universal, lo que puede resultar incómodo para las madres con los senos más grandes o más chicos que el promedio y puede obstaculizar la producción de leche. Sin embargo, existen sacaleches con accesorios que adaptan la copa a distintos tamaños de pecho y otros que también incluyen un masajeador de silicona para brindar mayor comodidad en la extracción. Un sacaleche eléctrico influirá positivamente en el nivel de comodidad, ya que da lugar a una extracción más breve y no debes estar haciendo fuerza repetitiva con la mano.

En el caso de los sacaleches manuales, además de la copa, lo blando o duro que sea su mango incide mucho en la comodidad. Si es muy duro, posiblemente se canse la mano antes de terminar la extracción.

NIVEL DE RUIDO (SACALECHES ELÉCTRICOS)

Aunque el nivel de ruido de un sacaleche no sea el aspecto más importante, muchas mujeres valoran que éste sea silencioso para así extraerse con más discreción en el trabajo o para hacerlo sin despertar al bebé. Contrariamente a lo que uno tiende a pensar, lo sacaleches de motor más grande suelen ser más silenciosos, ya que éste se esfuerza menos en la extracción.

PORTABILIDAD Y FUENTE DE ENERGÍA

Un sacaleche eléctrico que se enchufa a la corriente suele tener un funcionamiento más eficiente y estable. Sin embargo, al elegir un sacaleche se debe tener en cuenta que habrá momentos en que no habrán enchufes cerca, se estará de viaje o se deberá acarrearlo en el bolso a todos lados. Para esto, lo ideal es un sacaleche eléctrico que permita funcionar con pilas como alternativa.

La portabilidad del sacaleche también estará determinada por su peso y tamaño, siendo lo más recomendable buscar uno que ofrezca un buen balance entre efectividad y portabilidad. Hay marcas que ofrecen accesorios para el transporte, principalmente bolsos y coolers. Si se piensa usar mucho el sacaleche fuera de casa, puede ser buena idea comprar uno que traiga estos accesorios incluidos ya que suele ser más económico que comprarlos por separado.

→ Conservación de la leche materna