Despacho Ultra Rápido: En tus manos al día hábil siguiente
Beneficios de la lactancia para el bebé

Image title

La leche materna es el alimento que mejor tolera el bebe. Al ser más fácil de digerir, la leche materna refuerza al aparato digestivo formando la flora intestinal necesaria para una buena absorción de nutrientes y evitando cólicos y gases.

La lactancia fortalece el vínculo madre-hijo. El contacto piel a piel favorece el apego y estimula la creación de un vínculo de amor y seguridad entre la madre y el bebé. Este apego es clave en la formación de la personalidad y seguridad en sí mismo.

La leche materna protege contra infecciones y alergias. La leche materna entrega al niño inmunidad pasiva, esto es, defensas que la madre le pasa en la leche protegiéndolo de los gérmenes a los que ella ha tenido contacto. Además acelera la maduración de los órganos y sistema inmunológico del bebé, permitiéndole defenderse mejor de las infecciones.

La lactancia disminuye el riesgo de contraer enfermedades. Existe una evidencia sólida de menor riesgo y severidad en lactantes a la desnutrición, diarrea, otitis, septicemia, meningitis bacteriana, enfermedades respiratorias, muerte súbita, diabetes, alergias, asma, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, Linfoma de Hodgkin, Leucemia Linfática Aguda (>6 meses lactancia) y obesidad.

La lactancia contribuye a un mayor desarrollo intelectual. Los niños amamantados son más activos, presentan un mejor desarrollo psicomotor y mejor capacidad de aprendizaje. Existen estudios que muestran que los adultos que fueron amamantados, por al menos 6 meses, tienen en promedio un 5.32 puntos de CI superior a quienes no lo fueron.

La leche materna brinda mejor agudeza visual.

La lactancia Estimula un buen desarrollo maxilofacial y previene las caries.

→ Beneficios de la lactancia para la familia